COLUMNA DE OPINIÓN

José Antonio Carrasco

Director Ejecutivo Centro de Extensionismo Tecnológico en Manufactura CETMA.

PYMES, PARTE DE LA CADENA DE VALOR

Crear una pequeña y mediana empresa, una Pyme, en Chile no es fácil. Sin embargo, a la fecha, existen cerca de un millón de ellas que generan más de la mitad de los empleos en el país, es decir, cuatro millones de chilenos y chilenas dependen, en muchos sentidos, del éxito o fracaso de éstas.

Según la encuesta de Ambiente Pymes, realizada por la Corfo en 2018, se revelaron ocho factores claves que afectan a las pequeñas y medianas empresas, que van desde la facilidad de comenzar un negocio, de las regulaciones de permisos y patentes, hasta el apoyo que reciben del Estado, en asuntos como; herramientas de financiamiento y capacitación acorde a las nuevas tecnologías.

En la Región del Biobío, cuya economía se sustenta en la exportación de recursos primarios (commodities) provenientes de la actividad forestal, pesquera e industrial, particularmente, existe una escasa vinculación entre las grandes empresas extractoras de commodities y las pymes manufactureras y prestadoras de servicios.

Una de las principales críticas de lo expuesto en el párrafo anterior de esta situación, se evidencia en que las empresas no realizan esfuerzos suficientes para visibilizar y escuchar la voz de los actores más pequeños de la cadena productiva local, lo que impide que las pymes regionales desarrollen nuevas tecnologías e inviertan en infraestructura y capital humano de largo plazo. Esto es particularmente importante, en la manufactura, ya que requiere tiempo para poder explotar adecuadamente estos factores. 

Ante este escenario se produce una brecha de expectativas por parte de los actores de distintos tamaños, en relación con el rol que debe jugar el otro. En la medida que generemos espacios de conversación e intercambio, de visiones, oportunidades de negocio y especialmente instancias de aprendizaje, se podrá avanzar en cubrir esta brecha, actualmente visible en las industrias de nuestra región.

Un factor habilitante para poder innovar en la pyme y para poder activar las inversiones requeridas, tiene relación con ver a los proveedores como una cadena de valor compartida, que permita sincerar planes, desarrollar capacidad en conjunto allí donde es posible, y de esa forma tener un mejor desempeño y aporte de los sectores tradicionales de la zona, como el forestal o commodities como el acero y otros. 

Es primordial que las grandes empresas regionales incorporen a las pymes en su planificación y proyecciones de crecimiento, y visualizarlos como potenciales socios e incluirlos en su propia cadena de valor para desarrollar planes de negocio en conjunto, especialmente ante la volatilidad de los mercados internacionales, que afectan a la industria en su totalidad.

 

 

Director Ejecutivo Cetma UdeC

Danos tu opinión
¡Clasifícanos!Bastante malNo tan bienBienMuy bienImpresionante¡Clasifícanos!