“FACILITAR Y PERMITIR QUE LAS PYMES HAGAN UN UPGRADE O MODERNIZACIÓN DE LOS PROCESOS PRODUCTIVOS”

1/1

Pedro Sierra, Gerente Corporativo CORFO, conversó respecto a la labor de los centros de extensionismo y su importancia.

En el marco de conocer la gestión y la forma de trabajo del Centro de Extensionismo Tecnológico en Manufactura se reunieron Pedro Sierra Bosh, Gerente Corporativo de CORFO y José Antonio Carrasco, Director de CETMA. En la oportunidad, el ejecutivo destacó el trabajo que se está realizando en la zona y relevó la importancia del trabajo del extensionista como una forma de mejorar la productividad de las Pymes. 

¿Cuál es la importancia del Extensionismo para el desarrollo productivo del país?
De la más alta importancia. El trabajo de los programas de Extensionismo, de los extensionistas, como los que trabajan en el CETMA de la Universidad de Concepción hoy día, es facilitar y permitir que las Pymes hagan un upgrade o modernización de los procesos productivos. Esto involucra un conjunto de capacidades técnicas, esencialmente técnicas, que les permite a los empresarios tomar decisiones de futuro respecto de cómo se hace la producción en aquel mercado en que ellos tienen potencial de crecimiento. 


En particular, cuándo ven las cifras de atenciones, de asistencias técnicas ¿cuál es la demanda que ven, desde el nivel central, de lo que se está haciendo en la Región?
Es muy alta. Lo que uno ve es que hay un potencial de varios miles de pymes en la Región que requieren de este tipo de servicio. La experiencia de la primera etapa de los Centros de Extensionismo ya dio cuenta que, efectivamente, hay muchísimas empresas que se acercan, y de a poco, comprenden el trabajo e incorporan resultados que les generarán valor. 


Hay un tema clave en este tipo de programa que se trata de romper una asimetría de información de las empresas, sobre todo de las más pequeñas, la que consistiría en ‘no saber que no se’. Lo que hacen estos centros es, con un soporte técnico, particularmente de primer nivel como el de la Universidad de Concepción, mostrarles a los empresarios cuáles son sus problemas reales de frente a los procesos productivos. 


En la medida que vayamos mostrando estos primeros casos de asistencia técnica, vamos a ir revelando una demanda, que yo estimo, de una alta cuantía regional, pero también a nivel nacional. 

¿Esto nace en Chile o que se hace a nivel mundial?
Se hace mundialmente. Los países de mayor desarrollo vienen ejecutando este tipo de programas desde hace mucho tiempo. La experiencia más antigua es quizás la red en Japón que hoy día ya no hace asistencia técnica o tecnológica, sino que resuelve problemas troubleshooting complejo que les llaman ellos, a nivel productivo; pero esto lo hacen los británicos, los alemanes, los franceses, los españoles. En los países desarrollados, los Estados invierten en mantener capacidades de excelencia para atender este tipo de temas. 

 

En el fondo, el desafío es mantener este sistema de trabajo como una política de Estado
Eso es lo que uno esperaría: que efectivamente logremos relevar el valor que tiene un programa público de este tipo para transformarlo en una política que trascienda las administraciones y que permita una consolidación y, que al final del día, el sector de las pequeñas y medianas empresas sepan que de que disponen de un brazo técnico disponible para resolver problemas complejos y de valor.


¿Cuál es la diferencia con una consultoría?
Básicamente el contenido, lo que hace la especialización y, este es el esfuerzo público en mantener especialización en algunos lugares como la Universidad de Concepción, pero en otros lugares también, que tiene que ver con el contenido y la profundidad del trabajo técnico. 


La aproximación de un consultor normalmente es superficial, da cuenta de algunos “grandes títulos”. En cambio, la de un centro que tiene capacidades, es más sistemático que permite introducir transformaciones dentro de una empresa determinada.


Hay mucho de acompañamiento, por supuesto, no es un trabajo que se hace en un rato corto. Se hace con un acompañamiento que a veces va a tomar meses. No sabemos a priori, pero tomará un tiempo largo.


Es importante destacar que existen 13 centros de extensionismo a nivel nacional que cuentan con apoyo de Corfo con una inversión que bordea los $11.000 millones para tres años de operación. Cinco de estos ellos funcionan desde 2015, seis desde 2016 y dos desde octubre de este año.